Activity information

The End of Emotional Privacy es un traje que lee y almacena las emociones de las personas. El proyecto aplica tecnología de sensores infrarrojos para simular visión térmica y ‘leer’ las emociones. Al pararse frente a él, lee las emociones del usuario y las traslada en forma de calor a la espalda del traje, de manera que quien lo lleva puesto puede sentir e identificar las emociones de otras personas. En un contexto de preocupación creciente sobre la privacidad de datos, donde las corporaciones saben quiénes somos y qué queremos, The End of Emotional Privacy sugiere un futuro en el que nuestros estados emocionales serán monitorizados, manipulados y monetizados.

«The End of Emotional Privacy» es un proyecto del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC) desarrollado en el Master in Advanced Interaction 2017-18 por:
Estudiante: Martina Solés Caldés
Professores: Luis Fraguada y Jonathan Minchin, con el soporte de Elizabeth Bigger y Anastasia Pistofidou